Skip to content

julio 9, 2012

NOTA DE PRENSA CONJUNTA DE LA ASOCIACIÓN DE VECINOS CABANYAL-CANYAMELAR Y PLATAFORMA SALVEM EL CABANYAL

LA POLÍTICA MUNICIPAL EN EL CABANYAL, PRETENDE ARRASTRANOS AL BORDE DEL ABISMO (VÍDEO)

Como hemos venido denunciando en innumerables ocasiones, desde hace varios años, el Ayuntamiento de Valencia ha venido utilizando el moobing inmobiliario, como un instrumento para facilitar sus propósitos de debilitar la capacidad de resistencia de los vecinos. El ayuntamiento, a través de la empresa pública Plan Cabanyal-Canyamelar, antiguamente Cabanyal 2010, ha permitido o favorecido a través de sus servicios sociales, que grupos marginales ocuparan unas propiedades municipales, que no reúnen las más mínimas condiciones de habitabilidad, pues carecen de servicios de suministro eléctrico y de agua potable. El resultado ha sido que estos servicios urbanísticos han venido siendo conectados de forma ilegal a los tendidos de las compañías suministradoras y por otro lado dichas viviendas se han convertido en focos de marginalidad y degradación del entorno, cuando no, en puntos de venta de droga o almacenes de todo tipo de chatarras y objetos de dudosa procedencia.

En algunos casos, no todos, quienes han acabado ocupando estas propiedades, son familias de nulos recursos, que se han afincado en el barrio, victimas inconscientes de su labor de verdugos ejecutores de esta estrategia municipal, abandonados a su suerte por parte de los servicios sociales. Pero no hay que olvidar que hay otras víctimas, los que se tienen que ir de su casa, en la que vivieron sus padres, incluso sus abuelos, porque no quieren que sus hijos crezcan en medio de determinados ambientes de degradación. También muchas personas mayores han acabado siendo arrancados de sus casas, por sus hijos que no quieren ver a sus padres sentándose a la puerta de su casa, al lado de tanda indignidad.

En unos momentos en que desde distintas asociaciones del Cabanyal-Canyamelar se reclama al Ayuntamiento que cumpla sus propiedades ordenanzas municipales, de seguridad, salubridad y ornato público, la respuesta municipal, una vez más busca el enfrentamiento y del mismo modo que ha venido fomentándolo entre los partidarios de la prolongación, y quienes nos oponemos, ahora que le exigimos que sus propiedades, tapiadas o ocupadas, dejen de ser focos de degradación, por la insalubridad que generan, se limita a tapiarlas, previa expulsión de sus ilegales ocupantes, sin que los servicios sociales municipales intervengan.

¿Es esta la solución definitiva del problema? ¿Piensa el Ayuntamiento restablecer la salubridad en el interior de dichas viviendas, para que no se produzcan perjuicios para los vecinos?. ¿Hasta cuándo piensa mantener el Ayuntamiento esta situación, siendo que a día de hoy su derribo es una ilegalidad?

El Ayuntamiento de Valencia ha pretendido arrastrar a los vecinos del Cabanyal-Canyamelar, hasta el borde del abismo. Los que nos hemos opuesto a la prolongación se nos ha tratado de criminalizar, llamándonos violentos y culpables de la situación de degradación a la ha llegado el Cabanyal, tratando de enfrentarnos con los que la apoyan. Las personas marginales que han sido hasta ahora utilizadas en este juego perverso como verdugos de los vecinos que se han resistido, llagado este punto en el que las contradicciones de la estrategia municipal, se vuelven contra el propio ayuntamiento, son expulsadas, probablemente a la búsqueda de otra casa que ocupar.

Ante lo que nos parece una perversa conducta municipal, tanto con los vecinos del Cabanyal acosados por el moobing inmobiliario institucional, como para aquellos grupos desfavorecidos que han venido siendo utilizados como verdugos ejecutores de su estrategia, EXIGIMOS:

– que se aplique la normativa vigente de inspecciones en TODAS las casas de su propiedad y privadas que no reúnan las normas de seguridad, higiene, salubridad y ornato público, tal y como ha sido demandado en la denuncia presentada por la Asociación de vecinos y apoyada con sus firmas por muchos vecinos en los últimos días

– que los servicios sociales se hagan cargo de estas personas, que ahora son expulsadas de las propiedades municipales y de una solución digna al problema, teniendo en cuenta en primer lugar la eliminación del moobing inmobiliario que han venido ocasionando.

No puede ser que cuando ya no los necesita o estorban ante la opinión pública, su propósito les lleve de un lugar a otro, en una campaña inconcebible en un país con el nivel de vida del nuestro, inconcebible en el siglo XXI y en Europa.

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: