Skip to content

julio 27, 2012

COMUNICADO CONJUNTO DE:

 

  • Asociación de Comerciantes, Industriales y Profesionales del Marítimo (ACIPMAR)

  • Plataforma Salvem El Cabanyal

  • Asociación de Vecinos SI VOLEM

  • Asociación de Vecinos y Vecinas Cabanyal-Canyamelar

Ante la situación a la que ha llegado nuestro barrio, las organizaciones anteriormente citadas, han llegado al acuerdo de firmar el documento que acompaña este escrito. En él se abordan los puntos fundamentales, sobre los que se debería abrir un proceso de diálogo entre los distintos agentes implicados en el futuro del Cabanyal, proceso que tiene como único objetivo conseguir la mejora de las condiciones de vida de los vecinos del Cabanyal-Canyamelar.

El ánimo que nos lleva a la redacción del presente documento, es dejar al margen las diferencias que puedan existir en otras cuestiones. Es muy importante para las organizaciones que suscriben el documento que nadie que busque el beneficio del conjunto del barrio y de sus vecinos, comerciantes, industriales y profesionales, pueda poner ninguna reticencia para la suscripción del mismo.

Nuestro deseo es que todas las asociaciones y colectivos del Cabanyal-Canyamelar, así como todos los partidos políticos, instituciones y administraciones implicadas, se manifiesten sobre su contenido y muestren su disposición a abrir, en base a estas propuestas, un proceso de diálogo.

 

PROPUESTAS PARA CONSENSUAR UNA RÁPIDA REGENERACIÓN, REVITALIZACIÓN Y DINAMIZACIÓN DE EL CABANYAL-CANYAMELAR

1. LUCHAR CONTRA LA EXISTENCIA DE FOCOS DELICTIVOS EN EL BARRIO, fundamentalmente relacionados con el tráfico de drogas. Estos focos aparecen en todo el barrio del Cabanyal-Canyamelar, pero de forma más acentuada en la zona afectada por la prolongación.

Una de las causas de la existencia de dichos focos delictivos es la situación de abandono en la que se encuentran algunos inmuebles, tanto de propiedad privada como municipal. Es necesaria la coordinación del Ayuntamiento de Valencia y la Delegación del Gobierno para abordar conjuntamente este problema. Estas acciones solo pueden tener éxito si se mantienen en el tiempo y no se realizan de forma esporádica como ha ocurrido hasta ahora.

2. PONER PUNTO FINAL A LA DEGRADACIÓN URBANÍSTICA Y SOCIAL que está sufriendo el barrio del Cabanyal-Canyamelar. Es necesaria una urgente limpieza y cuidado de las calles y solares. Especialmente de aquellas en las que existen casas ocupadas por grupos marginales y con escasos recursos, que las habitan en condiciones infrahumanas.

Hay que establecer un estricto control de todas las propiedades que se encuentran deshabitadas u ocupadas ilegalmente, tanto privadas como municipales, pues es en ellas y en su entorno donde se está produciendo la mayor degradación. Resulta imprescindible que se garantice el cumplimiento de las ordenanzas municipales en tales propiedades, especialmente aquellas cuya finalidad es conseguir las debidas condiciones de seguridad, salubridad, higiene y ornato público de los edificios.

Resulta igualmente imprescindible que este tipo de intervenciones cuenten con el debido respaldo de los servicios sociales municipales, dado que en algunos casos, las citadas propiedades están ocupadas por familias sin recursos que están en una fase de arraigo e integración, y con los meros desalojos se ven abocadas a buscar otra vivienda en las mismas o parecidas condiciones, de esta forma lo único que se consigue es reproducir y perpetuar el problema familiar, social y urbanístico. Resulta especialmente preocupante la situación de los niños, muchos de los cuales podrían verse forzados a interrumpir su escolarización, la cual había ido consolidándose a lo largo de los años gracias a su propio esfuerzo y trabajo, y el de sus familias, así como el de algunas instituciones.

 3.  PONER EN MARCHA UN PLAN DE REHABILITACIÓN DE VIVIENDAS, incentivando a los propietarios particulares y a distintas instituciones, para que emprendan esta rehabilitación, con la finalidad de atraer a nuevos vecinos. Para ello se contará con las ayudas económicas que contempla el ayuntamiento, y con las previstas en los convenios firmados con otras administraciones, para aquellos beneficiarios que se contemplan en los mismos. Para conseguir este objetivo resulta imprescindible el levantamiento de la suspensión cautelar de licencias de obra nueva planta, rehabilitación y de actividades, en aquellas zonas del barrio que no se vean afectadas por las pretendidas modificaciones del PEPRI a las que obliga la Orden del Ministerio de Cultura, actualmente en vigor.

4.  PONER EN MARCHA UN PLAN PARA DINAMIZAR, REGENERAR Y POTENCIAR EL COMERCIO DEL BARRIO. Los comerciantes de nuestro barrio han venido trabajando en la elaboración de un plan que regenere el comercio tradicional del Cabanyal-Canyamelar y potencie la llegada de nuevos emprendedores. La puesta en marcha de esta iniciativa solo es posible con el apoyo de las administraciones implicadas. Se facilitaran los trámites que permitan su realización.

5. BÚSQUEDA DEL MAYOR CONSENSO POSIBLE, para lo cual proponemos la puesta en marcha de mesas de diálogo entre todos los agentes implicados.

El presente documento no supone para ninguna de las organizaciones firmantes, la renuncia a otras iniciativas que pueda emprender por separado, para defender sus legítimos puntos de vista sobre otras cuestiones conflictivas que han sido dejadas al margen del mismo.

La voluntad de este documento es comenzar un camino que nos acerque a consensuar los puntos en común y para ello las organizaciones de vecinos, comerciantes, industriales y profesionales del Cabanyal-Canyamelar que lo firmamos, lo hacemos en la reivindicación conjunta de aquello que nos une, para sumar, para conseguir un barrio unido y digno hasta que se encuentre y/o se pueda llevar a buen término la solución definitiva. Pedimos soluciones inmediatas al estatus actual, indistintamente de lo que pueda suceder en el futuro y eso pasa por buscar el mayor beneficio que está en manos de cada administración aportar a la presente situación. No se trata de dar pasos atrás, de exigirle a quien discrepa de nuestro punto de vista, que haga lo que nosotros no estaríamos dispuestos a hacer. La situación económica actual nos obliga a buscar puntos de encuentro que ayuden a la recuperación de nuestro barrio, no permitiendo que las diferentes posturas sobre el proyecto municipal nos dividan, y con el fin de conseguir entre todos, las mejores condiciones posibles para afrontar el futuro de este barrio y el de sus vecinos.

 CABANYAL-CANYAMELAR, 25 de julio de 2012

 

Asociación de Comerciantes, Industriales y Profesionales del Marítimo (ACIPMAR)

Plataforma Salvem El Cabanyal.

 Asociación de vecinos “SI VOLEM”.

 Asociación de Vecinos i Vecinas Cabanyal-Canyamelar.

 

Regenerar, Revitalitzar, Rehabilitar, Recuperar

El Cabanyal-Canyamelar

Junts podem, i ho volem ja.

julio 9, 2012

NOTA DE PRENSA CONJUNTA DE LA ASOCIACIÓN DE VECINOS CABANYAL-CANYAMELAR Y PLATAFORMA SALVEM EL CABANYAL

LA POLÍTICA MUNICIPAL EN EL CABANYAL, PRETENDE ARRASTRANOS AL BORDE DEL ABISMO (VÍDEO)

Como hemos venido denunciando en innumerables ocasiones, desde hace varios años, el Ayuntamiento de Valencia ha venido utilizando el moobing inmobiliario, como un instrumento para facilitar sus propósitos de debilitar la capacidad de resistencia de los vecinos. El ayuntamiento, a través de la empresa pública Plan Cabanyal-Canyamelar, antiguamente Cabanyal 2010, ha permitido o favorecido a través de sus servicios sociales, que grupos marginales ocuparan unas propiedades municipales, que no reúnen las más mínimas condiciones de habitabilidad, pues carecen de servicios de suministro eléctrico y de agua potable. El resultado ha sido que estos servicios urbanísticos han venido siendo conectados de forma ilegal a los tendidos de las compañías suministradoras y por otro lado dichas viviendas se han convertido en focos de marginalidad y degradación del entorno, cuando no, en puntos de venta de droga o almacenes de todo tipo de chatarras y objetos de dudosa procedencia.

En algunos casos, no todos, quienes han acabado ocupando estas propiedades, son familias de nulos recursos, que se han afincado en el barrio, victimas inconscientes de su labor de verdugos ejecutores de esta estrategia municipal, abandonados a su suerte por parte de los servicios sociales. Pero no hay que olvidar que hay otras víctimas, los que se tienen que ir de su casa, en la que vivieron sus padres, incluso sus abuelos, porque no quieren que sus hijos crezcan en medio de determinados ambientes de degradación. También muchas personas mayores han acabado siendo arrancados de sus casas, por sus hijos que no quieren ver a sus padres sentándose a la puerta de su casa, al lado de tanda indignidad.

En unos momentos en que desde distintas asociaciones del Cabanyal-Canyamelar se reclama al Ayuntamiento que cumpla sus propiedades ordenanzas municipales, de seguridad, salubridad y ornato público, la respuesta municipal, una vez más busca el enfrentamiento y del mismo modo que ha venido fomentándolo entre los partidarios de la prolongación, y quienes nos oponemos, ahora que le exigimos que sus propiedades, tapiadas o ocupadas, dejen de ser focos de degradación, por la insalubridad que generan, se limita a tapiarlas, previa expulsión de sus ilegales ocupantes, sin que los servicios sociales municipales intervengan.

¿Es esta la solución definitiva del problema? ¿Piensa el Ayuntamiento restablecer la salubridad en el interior de dichas viviendas, para que no se produzcan perjuicios para los vecinos?. ¿Hasta cuándo piensa mantener el Ayuntamiento esta situación, siendo que a día de hoy su derribo es una ilegalidad?

El Ayuntamiento de Valencia ha pretendido arrastrar a los vecinos del Cabanyal-Canyamelar, hasta el borde del abismo. Los que nos hemos opuesto a la prolongación se nos ha tratado de criminalizar, llamándonos violentos y culpables de la situación de degradación a la ha llegado el Cabanyal, tratando de enfrentarnos con los que la apoyan. Las personas marginales que han sido hasta ahora utilizadas en este juego perverso como verdugos de los vecinos que se han resistido, llagado este punto en el que las contradicciones de la estrategia municipal, se vuelven contra el propio ayuntamiento, son expulsadas, probablemente a la búsqueda de otra casa que ocupar.

Ante lo que nos parece una perversa conducta municipal, tanto con los vecinos del Cabanyal acosados por el moobing inmobiliario institucional, como para aquellos grupos desfavorecidos que han venido siendo utilizados como verdugos ejecutores de su estrategia, EXIGIMOS:

– que se aplique la normativa vigente de inspecciones en TODAS las casas de su propiedad y privadas que no reúnan las normas de seguridad, higiene, salubridad y ornato público, tal y como ha sido demandado en la denuncia presentada por la Asociación de vecinos y apoyada con sus firmas por muchos vecinos en los últimos días

– que los servicios sociales se hagan cargo de estas personas, que ahora son expulsadas de las propiedades municipales y de una solución digna al problema, teniendo en cuenta en primer lugar la eliminación del moobing inmobiliario que han venido ocasionando.

No puede ser que cuando ya no los necesita o estorban ante la opinión pública, su propósito les lleve de un lugar a otro, en una campaña inconcebible en un país con el nivel de vida del nuestro, inconcebible en el siglo XXI y en Europa.

julio 8, 2012

La Audiencia avala la protección de El Cabanyal de los derribos de Barberá

junio 30, 2012

NO PARECE TAN DIFÍCIL CONSEGUIRLO

junio 14, 2012

mayo 18, 2012

‘Viu al Cabanyal’ impulsa el alquiler de 50 casas y habitaciones del barrio

Los estudiantes erasmus son los que más se acogen al proyecto

mayo 18, 2012