Skip to content

MIRANDO AL MAR

La Dársena se dio a la ciudad

y se quitó a los ciudadanos

PACO PRADO

(Articulo de opinión publicado en el DIARIO DEL PUERTO)

En los alrededores del Puerto de Valencia, en su zona más ciudadana, recientemente se llevó a cabo una protesta vecinal, en la que estuvieron representadas las seis asociaciones de vecinos del litoral de Valencia. Tras ellas, la zona ha quedado adornada con unos carteles reivindicativos. Reclaman, tanto la concentración como los carteles, la “devolución” de la Dársena Interior del Puerto de Valencia para uso ciudadano. Se reivindica poder volver a patinar, pasear, pescar… quejándose de cómo la Fórmula 1 o la Copa del América les ha quitado su puerto. Ya hemos confesado en artículos anteriores que eso de ceder terreno portuario a la ciudad no nos ha parecido nunca una buena idea. Ni en Valencia ni en Barcelona ni en Bilbao ni en ningún puerto. Sobre todo porque se entregan esos terrenos, como “compensación” a la ciudad. Ese enfoque de compensar a quien se beneficia me ha chirriado siempre. Ahora ya podemos concretar otro argumento que hemos apuntado también en otros artículos. Entregar puerto a la ciudad, al menos en Valencia, es quitárselo a los ciudadanos. La ciudad no existe como mente pensante. Existen los políticos. La Dársena Interior del Puerto de Valencia, en acuerdo firmado el 14 de octubre de 1997 entre Ministerio de Fomento, Ayuntamiento, Generalitat y APV, se cedió a la ciudad, pero, como digo, la cogieron los políticos. Nunca ha sido tan poco ciudadana la Dársena como lo es ahora. Antes la ciudad vivía de espaldas al mar. Ahora hemos conseguido que viva de frente a un muro. Cuando la Autoridad Portuaria de Valencia gestionaba la Dársena Interior, teníamos la estación marítima a un paso, literal, de la ciudad. El Edificio del Reloj era sede de interesantísimas y muy concurridas exposiciones, que hacían las delicias de miles de visitantes. El Tinglado dos, cuando no era usado para exposiciones, ferias, presentaciones falleras, festivales o certámenes deportivos, se usaba para patinar. La pérgola, también junto a la ciudad, afincada en su jardincito de la cabria, albergaba los domingos por la mañana sus conciertos de bandas de música que eran disfrutados por una multitud de valencianos. El servicio de golondrina daba la posibilidad de recorrer por mar las instalaciones portuarias “hasta la Xitá, ida y vuelta”… Hoy, con la Dársena en manos de la ciudad, la pérgola está cada día en un rincón del puerto, como si de un trasto viejo se tratara, sin uso ninguno. La estación marítima se ha alejado de la ciudad, con todos las molestias que eso supone para el viajero. Las golondrinas se quedaron sin su nido y el mar ni se ve. Los dados de cristal y hormigón que sirvieron de sede de los competidores en la Copa, se han quedado allí como puros testigos de lo mucho que unos pocos pueden llegar a hacer para tan pocos, y de lo poco que son capaces de hacer para todos. En cuanto pasaron los vips de los coches y los barquitos, como pasaron los americanos por Villar del Río, se cerraron las pasarelas, se abandonaron los edificios emblemáticos, se dejaron los estorbos y las vallas ocupando la orilla del mar y… a esperar a otra remesa de invitados. El Consejo de la APV de ayer jueves determinó avanzar en la cesión de la Dársena Interior a la ciudad. Esperemos que esto no signifique alejarla más todavía de los ciudadanos, y se aproveche para rectificar los muchos errores cometidos en los últimos años. La Dársena Interior estaba destinada a ser, recuerde el alma dormida, el Balcón al Mar, y se ha convertido en un cortijo.

Anuncios
One Comment leave one →
  1. Deloitte permalink
    mayo 25, 2012 7:04 am

    Extraído del Real Decreto Legislativo 2/2011, de 5 de septiembre, por el que se aprueba el Texto Refundido de la Ley de Puertos del Estado y de la Marina Mercante. CAPÍTULO III. UTILIZACIÓN DEL DOMINIO PÚBLICO PORTUARIO ESTATAL. SECCIÓN I. DISPOSICIONES GENERALES.

    “En ningún caso se podrá autorizar la realización de rellenos en el dominio público portuario que no tengan como destino un uso portuario.”

    En ningún caso. Y se hace para evitar que rellenos (cuyo coste es muy elevado por m2) que han caído en desuso, se puedan dedicar a actividades que no estén relacionadas con la actividad portuaria. ¿es que la dársena no fue realizada con rellenos?¿es que se hizo una dársena que no tiene utilización portuaria?¿y entonces para que se hizo?¿sólo para la America’s Cup?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: